Enlaces Web

Contador de Visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy921

16 Ago 2017

De Donde Nos Visitan


 
RESUMEN DEL CONGRESO PDF Imprimir Correo electrónico
Noticias - Noticias CMD
Viernes 21 de Noviembre de 2014 00:00

Teniendo como parámetro el contexto social, donde impera una serie de patrones negativos relacionados con el consumo de drogas, alcohol, tabaco, así como una relación sexual no segura, fue el trabajo escogido por la doctora Aideé Cuás Ramírez, quien tuvo una destacada participación en el “Primer Congreso sobre Niños, Niñas y Adolescentes en la República Dominicana”, patrocinado por el Colegio Médico Dominicano(CMD), quién disertó el tema “Familias Fuertes, Programa Familiar para Prevenir Conductas de Riegos en Jóvenes” sobre la necesidad de promover, mediante programas de fortalecimientos en la actual sociedad dominicana, la cual, hoy en día, se ve atrapada por fenómenos que impiden el buen desarrollo de una estructura tanto social como familiar.

Para tales fines, la facultativa indicó que los diferentes grupos pueden ser trabajados con programas elaborados por la Universidad de Lowa, Estados Unidos, donde se incluyen – en cada sesión- charlas, manuales y videos, que ilustran a padres y jóvenes en relación a los diferentes tópicos del abordaje familiar, el cual – a su juicio- constituye un rico patrimonio de virtudes, para la transmisión de principios y valores, clave para el conocimiento.

Dijo que los grupos sociales básicos pueden encontrar la posibilidad de crecer hacia la plenitud del desarrollo espiritual y afectivo. De igual modo, prevención ante el avance del delito y las múltiples formas de marginalidad a las que pueden ser arrastrados los adolescentes.

Refirió que estudios nacionales e internacionales han podido evidenciar que el buen funcionamiento de los adolescentes está determinado por su grado de pertenecer a una familia sana y estable (familias fuertes). Estadísticas han revelado la existencia de una relación cada vez más estrecha entre el debilitamiento de las relaciones familiares y el aumento de conductas de riesgo durante la adolescencia.

Añadió que en nuestro país se reconoce como “Población Prioritaria”, debido al impacto que se evidencia sobre los indicadores de salud y desarrollo humano, estableciéndose en los altos índice de embarazos, violencia, delincuencia, así como el uso y abuso de sustancias psicoactivas, generadoras de accidentes y otras problemáticas.

En tanto que la licenciada Elisa Sánchez Pujols abordó el tema sobre “Los Derecho de Niños, Niñas y Adolescentes: Una Mirada”, con el finalidad de establecer el impacto que ha tenido la Reforma del Estado en los derechos de los niños; cambios de paradigmas y roturas con las concepciones sobre protección de niños, niñas y adolescentes, así como la implementación de políticas públicas y sociales. Pujols, de igual forma, habló sobre indicadores elaborados por la UNICEF (20012) en la que se afirma que (48%) de los niños, entre los cinco años, carecía de registro de nacimiento, es decir, un indicador que estaba muy por encima del promedio nacional (20%).

Otra situación, analizada por la experta, fue que el 85% de los adolecentes, entiéndase, entre los 16 a 17 años, no tienen cédula, hecho que limita su acceso a la educación, pero – además- al empleo formal. Sólo – indica la profesional- el 36% de la niñez, que oscila entre los 18 y 29 meses, ha sido vacunada (49% a nivel nacional). El embarazo en adolescentes es de un 34.2%, y la prevalencia del VIH es de 3.2%, respectivamente. En conclusión: Se expresan desviaciones en la aplicación de políticas sociales, en tanto no se separen los derechos civiles de los niños, niñas y adolescentes de otros derechos sociales, culturales y económicos, los cuales se deben de operacionalizar de manera univoca .

De su lado, la doctora Martha Nina, coordinadora del Programa Nacional de Lactancia Materna del Ministerio de Salud, trató la “Lactancia Materna”, sus beneficios y factores que están incidiendo en los indicadores que registra el país, a causa de problemas “multifactoriales” como la industria, que tiene recursos millonarios para incidir en el hábito de lactancia materna; el compromiso del personal de salud en promover los beneficios que ésta saludable práctica genera. Además, la incorporación de la mujer al trabajo, situación que provoca – a su vez- que la misma abandone dicho rol. Nina dijo que en el país no hay una cultura de lactancia, que registra un indicador del un 7%, según se revela en los resultados de la última encuesta de ENDESA.

El doctor Cristian Francisco se enfocó en el tema de los “Embarazos en los Adolescentes”, refiriendo que el mismo tiene repercusiones a nivel biopsicosocial, por las complicaciones que, en términos físicos y psicológicos, se presentan en las jóvenes, las cuales tienen que abandonar la escuela y recibiendo la repugnancia tanto de familiares y allegados. Manifestó que cuando se produce el hecho, el organismo de la joven no está lo suficientemente formado, proceso que da al traste con grandes desequilibrios físicos y emocionales.

La Presidenta Regional del Distrito, doctora Mery Hernández, tuvo a su cargo “El Rol Social del Pediatra”, señalando que los indicadores de salud se abordan, por igual, el cumplimiento de los derechos de los niños es de apenas un 5.8% en una escala de 1-10; la lactancia materna exclusiva de 7.8%; la desnutrición crónica 9.8%. La mortalidad infantil, en cambio, es de 29 x 1,000 nacidos vivos; en tanto que la mortalidad materna 106 x 100,000 nacidos vivos, entre otros. “Vemos que la lactancia, por analizar uno de ellos, es muy baja en el país y produce consecuencias dañinas en el crecimiento, desarrollo y comportamiento”, dijo Hernández, quien es de opinión de deben implementarse estrategias, con la finalidad de mejorar la calidad de vida de la población general e infantil.

Ver álbum de fotos

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar