Enlaces Web

Contador de Visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy2738

21 Ago 2017

De Donde Nos Visitan


 
DIFUSIÓN PERIODISTICA PDF Imprimir Correo electrónico
Noticias - Noticias CMD
Jueves 09 de Octubre de 2014 00:00

El Colegio Médico Dominicano institución de 123 años al servicio de médicos, médicas y el pueblo, le informa al país con toda responsabilidad y transparencia, la realidad de los hechos acontecidos en el hospital Dr. Robert Reíd Cabral. Donde fallecieron 11 niños el fin de semana del 3 al 5 del mes en curso, en las unidades de cuidados intensivos y perinatales.

Dichos pacientes se encontraban en condiciones clínicas de gravedad, de ahí su estancia en cuidado crítico, donde entre otro manejo, estaban bajo oxigenoterapia cuando la bombona que reserva el oxígeno para enviarlo a dicha área de hospitalización, comenzó a dar fallos intermitentes y luego baja en su presión, lo que provocó la falta de oxígeno. Este recipiente resulta pequeño para suplir a la cantidad de pacientes.

Los médicos residentes y especialistas de servicios, notificaron la situación, procediendo a la búsqueda de tanques de oxígeno, los cuales administraron de forma manual durante 12 horas, ya que el hospital no disponía de manómetros y los ascensores están dañados. Es importante señalar que la deuda a suplidores de oxigeno es millonaria, con una sub-vención de apenas 7 millones, recibiendo solo 3 millones debido al pago mensual a PROMESE y una deuda sobre los 50 millones de pesos.

Como pueden notar, los médicos y medicas tienen la competencia en términos gerenciales, y en esa tesitura queremos señalar que la directora Dra. Rosa Nieves Paulino, actuó con responsabilidad y presteza, pero la falta evidente de recursos que ha sumido a dicho hospital en la crisis más profunda de toda su historia, fue lo que produjo la lamentable situación.

Hacemos un llamado el Presidente de la República Lic. Danilo Medina Sánchez, para que acuda con los recursos necesarios, y de una vez y por todas, los niños del pueblo, sobre todo los pobres que aún esperan por nosotros, puedan recibir la atención y seguimiento protocolar correcto, en momentos de enfermedad.

El promedio de fallecidos en fines de semana, en el hospital Robert Reíd es de 9 niños. Cifra que demuestra la cantidad abrumadora de pacientes que recibe, tanto público como privado. Con los pocos recursos que dispone la salud pública en la República Dominicana, estaremos asistiendo a otros hechos bochornosos como el que nos ocupa.

Hacemos un llamado a los legisladores, para que reflexionen sobre la posibilidad de incrementar el presupuesto para la salud.

El 2015 debe ser declarado año de la salud, para llevar a cabo los cambios necesarios, que no pueden esperar más.

El sistema de salud está enfermo, ojala no le falte oxígeno.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar